Las responsables de Enfermería de los Centros de Salud de Cantabria acuerdan pedir una cita urgente con las gerentes del Servicio Cántabro de Salud y de Atención Primaria

  • 10/10/19
img

Las responsables de más de 25 Centros de Salud de Cantabria se reunieron el pasado jueves ante la insostenible situación que se está generando en Atención Primaria por la instrucción dada en el mes de mayo por su gerente,  Alicia Gómez,    que está generando un caos organizativo en los centros de salud donde se está aplicando. Tanto es así, que en la mayoría de los centros de la región   no se aplica,  o se aplica de manera parcial y adaptada a la características de cada centro y de la población que atiende. Algo que, a pesar de incumplir la orden, los equipos de Atención Primaria han adaptado con  más sentido de responsabilidad hacia el paciente que la gerente para garantizar el buen funcionamiento  de los centros.

El problema se ha acentuado porque, una vez ratificada Alicia Gómez en su puesto de gerente,  dio orden del obligado cumplimiento estricto de la instrucción, lo que volvió a tensar la situación  provocando la dimisión “versus cese” en bloque de un nuevo equipo directivo de Atención Primaria. Además,  no ha tenido en cuenta una propuesta de modelo de agenda enfermera realizada por un grupo de trabajo convocado por la propia gerente y dio órdenes de cambio de agenda de todas las enfermeras de Cantabria sin consultarles ni hacer caso a las recomendaciones del grupo de trabajo, lo que indica que no hay cambio en el sistema de gestión de la gerencia ni consideración al colectivo profesional, una situación  que las enfermeras de AP rechazan.

En la reunión, se hizo un análisis pormenorizado de decenas de situaciones vividas en Centros de Salud y,  de manera general,  se concluyó  que la instrucción n o solo no   es  ineficaz  sino que genera  graves problemas,  tanto organizativos como asistenciales, situación  que se recoge en un informe realizado tras el encuentro en el que se destacan algunas de las consecuencias de la instrucción:

  • Aumento de la demora de atención con el médico de AP en una media de 3-6 días, en centros donde no existían retrasos de más de 24 horas.
  • Empeoramiento de las relaciones de los equipos.
  • Aumento de la conflictividad con los pacientes, dado el caos organizativo generado por el aumento de esperas.  
  • Imposibilidad de realizar actividad comunitaria programada dado que se van a implantar agendas de enfermería con solo actividad de demanda en el 80%. 
  • Según recoge la orden, se citan pacientes  que acuden al centro sin cita en la agenda de la enfermera a lo largo de toda la jornada,  una vez que el médico tiene los 23 huecos ocupados, sin descartar a los pacientes que acuden a actos exclusivamente médicos (partes de baja, recetas, volantes, informes...) y aunque las enfermeras estén en domicilios,  extracciones o pruebas complementarias fuera del Centro. Una situación que genera retrasos en la atención, malestar, enfado y vueltas innecesarias a los pacientes.
  • Retraso en la atención a pacientes que acuden con patología no demorable  y   que esperan más de una hora para ser valorados, por estar la enfermera realizando actividad fuera del centro o en pruebas funcionales, y no derivarse en ese caso a valoración médica, dado que la orden exige que previamente lo valore la enfermera. Solo la semana pasada se han registrado dos casos graves: una paciente de 17 años con dolor abdominal que venía con una amiga a la que  mandan esperar para que le vea la enfermera, que estaba en un domicilio de un paciente, y cuando regresa  ve a la paciente, le impresiona su gravedad con posible apendicitis por lo que le derivan a urgencias de  Valdecilla y, efectivamente, era un cuadro de apendicitis. Otro paciente llegó al centro con fatiga, en el momento de entrada la situación era leve, le mandan a la consulta de la enfermera pero estaba haciendo extracciones, cuando termina las extracciones el paciente estaba con edema de glotis. Dos situaciones de otras muchas que demuestran que esta instrucción es temeraria para los pacientes y  profesionales.

A pesar de todo lo anteriormente recogido, y en aras a la responsabilidad de las responsables , se acuerda :

           Pedir una reunión urgente y conjunta con la gerente del SCS y la gerente de Atencion Primaria , para exponer este informe completo y pedir la modificación de esta instrucción, por otra pactada junto a los equipos y que mejore la organización y la atención a los pacientes,

  • Presentarles un proyecto elaborado  de propuestas de mejora  para  Atención Primaria que facilite la gestión de la demanda, y no solo de la urgente, sino toda la demanda que se gestiona desde los centros de salud. Entendemos que implantar estas medidas van a  permitir asegurar a todas el desarrollo de toda la cartera de servicios que desde los Centros de Salud tenemos que hacer en materia de prevención y promoción de la salud en la comunidad y su entorno. 

Las enfermeras apuestan por un modelo de Atención Primaria y Comunitaria real y están al servicio de construir ese proyecto con compromiso y responsabilidad.

 

Menú NOTICIAS

Noticias destacadas