728 x 90

Comunicado de la junta de gobierno del Colegio de Enfermería de Cantabria: "Seguiremos trabajando para que la Enfermería Escolar siga siendo una realidad en Cantabria"

  • 15/06/18
img

Su implantación es una gran necesidad para la salud de los niños cántabros y una prioridad para los miembros del equipo de gobierno del Colegio

Ante el convencimiento de que el proyecto de enfermería escolar es una gran necesidad para la salud de las niñas y niños cántabros y  las numerosas reacciones a favor de la implantación de la Enfermería Escolar en Cantabria recibidas en el Colegio de Enfermería y publicadas en redes sociales, los miembros de la Junta de Gobierno de la Entidad Colegial y su Fundación (Fecan) desean aclarar varios aspectos relacionados con esta cuestión:

 

  1. La implantación progresiva de la Enfermería Escolar, lejos de suponer un gasto adicional, significaría un ahorro a largo plazo y una inversión en la salud del futuro, que garantizaría, además, la cobertura asistencial de los niños con necesidades específicas y el derecho de sus padres a la libre elección de centro.
  2. La puesta en marcha del pilotaje de este proyecto supuso, además de un notable esfuerzo profesional para el desarrollo de los programas, un importante desembolso económico de la Fundación, los centros y las AMPAS y un compromiso de continuidad por parte del Gobierno de Cantabria, hasta la toma de posesión del actual consejero de   Educación, Cultura y Deporte, Francisco Javier Fernández Mañanes, que anunció su finalización por falta de viabilidad presupuestaria, tras un año de prórroga.
  3. Los resultados obtenidos de los estudios científicos desarrollados por la Fecan a lo largo de los cuatro años de desarrollo del proyecto, que se encuentran en manos del Gobierno de Cantabria,   avalan su solvencia e idoneidad.
  4.  La incorporación progresiva de la figura de los enfermeros escolares permitiría entre otras cuestiones:

    4.1 El desarrollo de programas generales de promoción de la salud de manera transversal a la formación académica.
    4.2 Asegurar la plena integración de las niñas y niños con patologías crónicas en todas las actividades docentes, además de asegurar una continuidad en sus cuidados y potenciar los autocuidados y la autonomía personal de estos niños.
    4.3 El apoyo a docentes y familias en el proceso de generar hábitos de vida saludable.
    4.4 La atención de situaciones urgentes dentro de los centros.
    4.5 La coordinación de procesos agudos entre familia y centros sanitarios, disminuyendo el absentismo.

  5. El Colegio de Enfermería de Cantabria y su Fundación reiteran a los responsables de la administración de Cantabria la necesidad de avalar la implantación progresiva de la Enfermería Escolar para garantizar su continuidad y una educación de calidad con el apoyo de la comunidad educativa de Cantabria, profesores, padres y madres de los alumnos, sindicatos y organizaciones representativas como Anpe , Satse, Ampas  y sociedades científicas de Enfermería. Consideran necesario un replanteamiento de la postura del Gobierno, máxime cuando otras comunidades ya están anunciando la incorporación progresiva de la figura de los enfermeros escolares en sus centros. Para ello, siempre contarán con los estudios y programas ya realizados, el asesoramiento profesional del Colegio y la colaboración de la comunidad educativa que desde un principio ha apoyado sin fisuras esta iniciativa. Por todo ello, solicitamos que los responsables políticos de Cantabria  valoren el proyecto en toda su dimensión de mejora de la salud de las niñas y niños de nuestra Comunidad, como proyecto de futuro de responsabilidad con la salud de las personas y de sostenibilidad del sistema, reduciendo el creciente aumento de la morbilidad y de las patologías crónicas en la población. Pedimos también el apoyo de todas los enfermeros; familias, docentes y ciudadanía cántabra para forzar a que se revise con seriedad y compromiso este proyecto, buscando vías para su desarrollo.